En la actualidad, trabajar desde tu propia casa no es una utopía. Son cada vez más las personas que trabajan desde casa. Millones de personas, no miles ni cientos. Incluso cerca del 27% de las empresas españolas ha implantado planes para que sus empleados trabajen fuera de la oficina. ¿Ves interesante esta posibilidad para ti?

Ventajas de trabajar desde casa

Trabajar desde casa, ya seas trabajador por cuenta ajena o propia, tiene muchos beneficios para ti, para tu familia y para tu salud que debes considerar. Te comentamos algunas de las principales ventajas del trabajo desde casa, aunque hay muchas más que podrás ver desde el primer día.

Evitas desplazamientos y los gastos que estos suponen

Si trabajas en tu propia casa, bien por la modalidad del teletrabajo, o porque eres autónomo, te evitarás perder un tiempo muy valioso para ti en desplazarte hasta tu lugar de trabajo.

Sin contar los gastos de transporte que te supone esto. Además, vas a ahorrarte tener que pagar comidas fuera y podrás comer más sano. Es cierto que tienes otros gastos, como los suministros, pero merece la pena porque se compensan con creces.

Máxima comodidad

Podrás trabajar a gusto, incluso en pijama y zapatillas si lo deseas, porque tú decides cuál es el mejor lugar y momento para trabajar. No tienes que preocuparte por muchas cosas que sí tendrías si trabajas desde casa. Y además, podrás contar con herramientas de trabajo que te harán tu vida profesional más cómoda.

Ahorro en una oficina o local comercial

Si trabajas desde tu propia casa, te ahorrarás tener que pagar un local comercial, oficina o espacio de trabajo, que ya de por sí supondrían un coste muy alto si estás empezando tu actividad. Si vas a recibir clientes puede que necesites alquilar algo, pero sino lo mejor es ahorrar en costes de actividad trabajando desde casa.

Flexibilidad horaria

Al trabajar en tu propia casa, puedes organizar tus propios horarios para que se adapten más a ti. Puedes elegir las horas en que mejor te concentres en tu trabajo, un horario de oficina flexible para adaptarte mejor a tus clientes que suelen estar disponibles en ese horario o cuando quieras dependiendo de qué quieras hacer en tu día a día.

Podrás conciliar más fácilmente tu vida familiar y laboral, aunque hay que tener cuidado con ello, evitando que tu vida privada te impida trabajar adecuadamente. Tu familia debe saber cuándo son los momentos en que no pueden interrumpirte, a menos que se trate de algo urgente, permitiendo que tengas la máxima concentración posible en tu trabajo aunque lo realices en tu propia casa.

No tener al jefe cerca

Tienes varios clientes, un cliente o un jefe, pero no los tendrás cerca porque podrás trabajar mejor sin presión ni estrés.

¡Cuidado! Que esto para una persona que no sepa organizarse correctamente puede ser un revés, pero si eres capaz de gestionar tu propio tiempo te sentirás mucho más a gusto trabajando así.

Además, podrás arreglártelas para ir a algún evento que te guste, ir al cine en familia, acudir al médico, ir al gimnasio o lo que quieras o necesites. Si rindes en lo que haces, trabajar desde casa te supondrá más beneficios que desventajas.

Desventajas de trabajar desde casa

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas por la comodidad que supone, pero hay otras desventajas que conviene tener en cuenta como el hecho de tener que estar pendiente de notificaciones importantes o mensajería o no tener una ubicación específica donde reunirte con clientes. Lo cierto es que el trabajo desde casa tiene sus inconvenientes, y te comentamos algunos de ellos.

No tendrás un lugar donde reunirte con tus clientes

Puedes alquilar una sala por horas, ir a espacios de coworking, quedar con tus clientes en su empresa o en alguna cafetería para solventar este problema. Pero si trabajas desde tu casa sabrás que una de las principales desventajas es que no cuentas con una sede física propia donde reunirte con clientes, socios o proveedores.

Recuerda que con nuestras tarifas completa o premium de Oficina Virtual puedes disfrutar de la reserva de salas de reuniones en workINcompany a un precio reducido. Contacta con nosotros si estás interesado en disfrutar de este servicio.

No contar con una dirección de confianza para tus clientes

Si trabajas desde tu propia casa, puedes temer el dar tu dirección a tus clientes por no ser lo suficientemente céntrica o porque no quieres que sepan dónde vives. Sin embargo, si tienes una web necesitas introducir una dirección fiscal para cumplir con la legalidad existente.

Con el servicio de domiciliación de empresas como el de Oficina Virtual Sevilla podrás indicar a tus clientes una sede física en un lugar privilegiado de Sevilla que hará que inspires mayor confianza en tus clientes. Así, evitarás tener que dar tu dirección si no quieres darla. Y en tu web o blog podrás indicar esta dirección.

Podrás recibir cómodamente paquetería, correo y fax sin tener que preocuparte por nada, ya que tus clientes, proveedores o socios lo mandarán todo a esa dirección y no a la tuya.

Más gastos en tu casa

El trabajar desde tu propia casa, puede conllevar unos gastos extra en electricidad, teléfono, agua y demás, sin embargo se compensan en muchos casos con el ahorro en gastos de desplazamiento. Si eres autónomo, además tendrás que abonar los gastos de Seguridad Social e impuestos, que no son pocos.

La soledad del freelance

La soledad, o el no conectar con personas que trabajan también desde casa, o el estar demasiado tiempo con tu familia creando más tensiones en el hogar, es algo que se debe tener en cuenta a la hora de optar por el teletrabajo; ya que hay otras opciones interesantes más allá del mero trabajo de oficina, como es el coworking.

De esta forma, te encontrarás más emprendedores o autónomos que trabajan en similares sectores y te ahorrarás esos gastos de suministros a mayores que tendrás cubiertos en el espacio alquilado. Nuestra oficina, situada en la calle Rioja, ofrece servicios de coworking, para aquellos que buscan una oficina a la que venir regular o esporádicamente.

Se puede caer en el sedentarismo

Cuando podrías tener más posibilidades de ir al gimnasio, practicar deporte o hacer más actividad física, puede que caigas en el sedentarismo al no salir tanto de casa o no tener esa motivación extra para cuidar tu cuerpo, o simplemente pasar ese tiempo trabajando.

Es un riesgo que puedes evitar fácilmente concienciándote, pero tienes que intentar dedicarle tiempo a ello. Aunque pienses que no, sí que tienes tiempo para ti y debes dedicártelo. Aprende a decir no a ciertos proyectos si no puedes asumirlos sin afectar a tu vida personal.


Y tú, ¿cuáles crees que son las ventajas y desventajas que te supondría trabajar desde casa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.